Espacio escénico: La simplicidad en la escenografía

Cuando el espacio habla por sí mismo, a veces solo son necesarios cuatro elementos para poder crear una escenografía por la que fluyan actores, danzas e historias que contar.

En plena ciudad de Valencia, en un lugar rodeado por las universidades, el jardín del Turia, y la playa de la Malvarrosa… se ubica este conjunto de viviendas, que son un elegante “espacio escénico”, sofisticado y atemporal, que respiran las siete bellas artes: pintura, cine, escultura, literatura, música, danza y como no, arquitectura.

Diseño de Interiores Residencial

Valencia, España
2020

La materialización y ejecución del espacio se ha llevado a cabo por Cerveró Obras, y sirvió como escenario para recrear conceptos con armonía, calma o sosiego, representados mediante el movimiento de una coreografía cuyo ritmo nos va guiando a través del recorrido circular de la vivienda.

Una caja negra arquitectónica alberga una discreta cocina y dirige la mirada a un pequeño comedor, en el que la absoluta protagonista es la lámpara Nightbloom, producida por Lladró y diseñada por Marcel Wanders. La mesa de comedor, de diseño propio y las sillas Season de Viccarbe, completan el escenario en el que una bailarina comienza una sencilla coreografía que, con la calma, irá recorriendo el espacio y llenando la casa de vida.

La entrada de luz en la vivienda se tamizada por una tradicional veneciana “total black” de Luximperium by Luxmadery un visillo de lino de Bruder.

El salón se abre mediante unas grandes hojas correderas a una zona que bien puede ser de trabajo, lectura o juegos. Un espacio en dos alturas que gana amplitud visual y mantiene cierta privacidad según las necesidades del momento gracias a la transparencia de la luz aportadas por los cristales acanalados, una puesta en valor de los materiales de la época de la edificación de 1985.

El equilibrio del espacio se logra través del mobiliario escogido por el estudio SINMAS que combina piezas contemporáneas y artesanales de mobiliario como la CH7 de 1963, diseño de Hans J. Wegner para Carl Hansen & Son con tapizado de piel y madera curvada; y las mesitas auxiliares Stockholm de Mario Ruiz para la editora Valenciana Punt Mobles.

El espacio dialoga con el baile gracias al movimiento de la bailarina Elisa Ramón. Un cuerpo que esculpe el volumen y da armonía al espacio, dirigida por la dirección artística de Amparo Moreno.

El movimiento y su representación fotográfica se convierten en herramienta conceptual y en necesaria guía visual.
La iluminación planteada en los espacio se desarrolla a través de la iluminación indirecta de oscuros de luz y el aporte de apliques e iluminación decorativa como la lámpara Apolo de la firma Almerich, diseñada en 2020 por el interiorista Sigfrido Serra.

Los textiles empleados son de Designers Guild, como el Manipur Jade, que aporta al espacio elegancia y sofisticación.
El dormitorio principal de la vivienda, al que se accede tanto a través del estudio, como mediante una escalera exenta. Esta escalera metálica, ejecutada por Cerveró Obras, contribuye en su ligereza a armonizar esa caja escénica que marca el inicio y final del recorrido circular.

El espacio dispone de un gran armario con hojas abatibles de altura completa de suelo a techo con finos tiradores metálicos negros que ayudan a dar sensación de mayor altura en el espacio.

Junto a la escalera que pone fin al recorrido, encontramos el baño, construido con piezas cerámicas de gran formato Calacatta Green de 150x300cm., de la firma valenciana Porcelanosa, ubicadas en pavimento, plato de ducha, encimera y hornacina, que realizan una perfecta combinación con un acabado neutro en alicatados.

La cuidada iluminación y el color blanco se convierten de nuevo en el tono predominante con contrastes de negro en grifería y accesorios que conviven a la perfección.

Este conjunto de viviendas se completa con otro espacio con dormitorio, baño y zona de estar, completamente equipados. El espacio sigue el mismo hilo conductor y entra en perfecto equilibrio gracias a las piezas de autor que se han elegido en el proyecto, que a su vez contrastan con el aporte de control domótico de la vivienda de la firma de material eléctrico referente en diseño SIMON, que gracias a los mecanismos Simon 100 aportan distinción y un punto tecnológico al espacio.

Según Mateo Climent del estudio SINMAS “La armonía en el futuro nace de combinar la tradición y el trabajo hecho a mano con las últimas tecnologías”, por ello el estudio escoge la sillas CH23 y la butaca CH25 de Hans J. Wegner para Carl Hansen & Son para los espacios de estar.

“Algo que aporta una sensación de confort en los proyectos son los materiales que nos recuerdan nuestras raíces, y el arraigo a la tierra, para ello emplear el porcelánico Bottega Caliza en grandes formatos 120x120cm. hace que el espacio cobre un confort y bienestar muy interesante para el usuario”, cuenta Sigfrido Serra del estudio SINMAS, pues el baño contrasta entre el material cerámico de Parcelanosa y el común de todas las zonas en madera natural.

La cromática empleada en el proyecto son tonos claros y pequeños contrastes oscuros ejecutados por Cerveró Obras gracias al producto de Pinturas Isaval que aporta funcionalidad y limpieza en el espacio.

El escenario está montado y preparado para disfrutar y convivir en todas sus espacios, al igual que estas viviendas de ensueño que quieren recrear la elegancia y la armonía que caracteriza la escenografía de una obra y un perfecto hogar.

Solicita información sobre nuestros planes de interiorismo

¡Déjanos tus datos y hagamos realidad tu proyecto!
Estamos ansiosos por conocer tu visión y convertirla en realidad. Completa el siguiente formulario y pronto nos pondremos en contacto contigo para una consulta gratuita.